Consejos para diseñar un jardín relajante
El ritmo de vida actual provoca que la mayoría de nosotros vivamos en un estado de estrés que muchas veces llega a ser insoportable. Por eso, es importante que busquemos algunos ratitos al día o, al menos, a la semana, para desconectar y conseguir esa paz que tanto necesitamos.

Una manera de hacerlo es relajarse en los espacios exteriores de nuestro hogar, sobre todo si están creados para este fin. ¿Te gustaría poder conseguir un jardín de estas características? Pues a continuación te explicamos cómo tenerlo. Después de hoy, estarás preparado para diseñar un jardín relajante.

Colores

Si te preguntan cómo te gustaría que fuera tu jardín, una de las primeras cosas que posiblemente dirías es que preferirías que estuviera lleno de flores abiertas y de colores fuertes. Sin embargo, esto no es nada aconsejable si quieres conseguir un espacio relajante. De hecho, para conseguir un jardín donde encontrar la calma, lo mejor son los colores más fríos y más tranquilizantes, como los azules, rosas o los amarillas claros.

Consejos para diseñar un jardín relajante

Tipos de plantas

Otra buena idea para lograr un jardín relajante es escoger plantas de pradera que, aunque puedan resultar un poco difíciles de cultivar con éxito, una vez que lo consigas durararán muchísimo tiempo.

Un sendero relajante

Si tu jardín es más largo que ancho, lo mejor es que lo dividas en dos, dejando un pequeño sendero para que puedas pasar. Así, podrás sembrar a sus lados flores y plantas que tengan diferentes tonalidades.

Consejos para diseñar un jardín relajante

Otros consejos

Si hay algunos elementos de tu jardín que resultan necesarios pero que no te ayuden a conseguir la relajación, deberás dejar volar tu imaginación y buscar alternativas interesantes. Por ejemplo, si quieres esconder una cerca, puedes plantar una buena cantidad de plantas y flores que la tapen.