Consejos para disfrutar de un césped perfecto todo el año
¿Te gustaría que el césped de tu jardín estuviera en perfectas condiciones durante todo el año? ¡Pues es posible! Solo tienes que seguir una serie de recomendaciones muy sencillas.

Como sabes, el césped es una base herbácea que se utiliza para recubrir zonas relativamente extensas del jardín. Sin embargo, existen muchas especies, por lo que atinar con la que mejor se adapte a las condiciones climáticas y a la utilización prevista, no es tan fácil. La decisión que tomes será clave para el posterior éxito de tu plantación, así que tendrás que tenerlo muy en cuenta. Si no estás muy seguro de qué tipo de césped es el mejor para tu jardín, lo ideal es que consultes con un profesional.

Tres categorías de césped

El césped puede dividirse en tres categorías diferentes. Por un lado, se encuentra el césped rústico, que se adapta fácilmente a cualquier clima. Por otro, podrás escoger el ornamental que, a pesar de ser muy frágil, es muy decorativo. Por último, está el césped deportivo, muy resistente al uso continuo.

Consejos para disfrutar de un césped perfecto todo el año

Método de plantación

También es importante escoger el tipo de plantación, que podrá ser la tradicional siembra de semilla o la implantación de césped en tepes o rollos. Para tomar la decisión, tendrás que tener en cuenta si quieres disfrutar del espacio inmediatamente o si puedes esperar un poco más para ver el resultado de las semillas. Además, tienes que tener presente que el sistema de tepes encarecerá esta operación.

Consejos para disfrutar de un césped perfecto todo el año

Cuidados básicos

Para conseguir que el césped esté en condiciones óptimas todo el año, también serán necesarios unos cuidados básicos. El abonado, por ejemplo, deberá ser preferiblemente de lenta absorción para garantizar un colorido sorprendente. Por su parte, la aireación mejorará el drenaje y contribuirá al ahorro de agua en los riegos. También son importantes la escarificación, el peinado de la superficie que limpia de residuos, y la siega. Por supuesto, deberás disponer de un buen cortador de césped e ir adecuando la cantidad de riego a la exigencia del terreno dependiendo de la estación y de las circunstancias.