Consejos para el cuidado de los setos
Los setos dan muchísima vida a cualquier jardín, especialmente si es para bordearlos, así que requieren una serie de cuidados especiales, como cortarles las puntas con regularidad para controlar su crecimiento y así impedir que invadan un espacio mayor que el que deseamos. Toma nota de los siguientes consejos sobre cómo cuidar los setos:

– Intenta elegir para el seto plantas que sólo necesiten podarse una vez al año, así gastarás en su mantenimiento poco tiempo y no tendrás que estar pendiente varias veces al año de si necesitan o no un recorte.

– Es muy importante que no dejes que el seto alcance mucha altura ya que así no necesitarás una escalera para recortar las puntas. Esa puede ser una tarea peligrosa si no tienes mucha maña con la poda, especialmente en altura.

– Para facilitar la labor de mantenimiento sería estupendo que la superficie alrededor de los setos fuese pavimento para acceder con mayor facilidad a los mismos, ya que la tierra o la hierba pueden entorpecerte más.

– Es muy recomendable utilizar un cortasetos mecánico que las típicas tijeras de jardinería, ya que permiten cortarlos en menos tiempo y es más sencillo que puedas lograr un acabado uniforme y mucho más bonito. Con las tijeras gastarás mucho más tiempo en dejarlos cuidados y bonitos y no te quedarán tan bien como de la otra manera.

– Para ahorrar tiempo en su cuidado puedes optar por setos de porte informal ya que exigen menos cuidado y sus puntas son de corte más fácil que los setos normales.

– Las plantas para setos de rápido crecimiento (como por ejemplo el Leylandii) precisan que les cortes las puntas varias veces al año, así que si no dispones de mucho tiempo deberías sustituirlas por otras.

– Cuando vayas a cortar las puntas lo mejor es que coloques una cubierta de plástico en el suelo para que cuando termines puedas recoger los restos con mayor facilidad.