Consejos para eliminar la mala hierba llantén
Las malas hierbas son uno de los mayores quebraderos de cabeza en jardinería, especialmente en el césped pero también en muchas otras zonas donde hay plantas o árboles. Entre las muchas malas hierbas que hay, destaca la conocida como llantén, también llamada plántago y que se presenta en forma de hojas ovaladas con aristas muy pronunciadas con una espiga muy característica.

La espiga del llantén suele ser verde-grisácea y de ella crecen flores pequeñas, las cuales aparecen al final de la primavera o a comienzos del verano. El llantén puede aparecer tanto en en suelos compactos como en los arenosos, y en ocasiones hasta en los estériles. Aunque sea una mala hierba muy molesta, lo cierto es que se puede acabar con él de forma sencilla y eficaz.

Cómo eliminarla

Consejos para eliminar la mala hierba llantén
Si encuentras esta mala hierba en algunas plantas aisladas, la mejor forma de acabar con ellas es arrancándolas de raíz, lo que viene a llamarse “ahorcarlas”. Si ha aparecido en forma de matas, tanto en plantas como en árboles o en el césped, habrá que actuar de forma muy diferente para poder combatirla. Aplica herbicidas selectivos específicos para malas hierbas. Si son los adecuados, te librarás del llantén en una sola aplicación.

Recomendaciones

Al igual que en casi cualquier otro aspecto de los cuidados de jardinería, lo mejor que puedes hacer es prevenir. Aunque los llantenes sean fáciles de eliminar, se extienden con facilidad, con lo que pueden cubrir grandes superficies de césped en muy poco tiempo. Es un ejemplar de crecimiento rápido, así que lo mejor es aplicar un herbicida preventivo y estar muy pendiente de si aparecen para poder atacar cuanto antes y que no estropeen mucho.