Consejos para evitar que la raíz de las plantas se pudra
Las raíces son una de las partes más importantes de las plantas y hay que tener mucho cuidado ya que si se estropean o pudren se estropeará todo. Siempre que riegues tus plantas tienes que revisar que las raíces estén en buen estado, y a la mínima pista de que puede haber una enfermedad, plaga, hongo o cualquier otro derivado no dudes en actuar para curarla y que vuelva a estar como nueva.

A continuación te daré unos cuantos consejos para que sepas cómo cuidar las raíces de las plantas cuando comienzan a estropearse y así poder evitar que todas se pudran:

– Lo primero que tienes que hacer es retirar con cuidado la planta de la tierra, humedeciéndola para que no resulte dañada. Lava las raíces con agua del grifo tantas veces como sea necesario pero poniendo mucho cuidado en ello.

– Utiliza después unas tijeras muy afiladas que estén totalmente limpias y corta todas las raíces que estén muy afectadas. Si hay ya mucho podrido limpia las tijeras con alcohol cada pocos cortes y poda alguna hoja de la planta que pudiera comenzar a pudrirse.

– El objetivo que buscamos al cortar alguna hoja es que la planta tenga otra oportunidad para que sus raíces vuelvan a crecer ya que así no necesitará nutrir a muchas hojas.

– Lo siguiente que debes hacer es eliminar toda la tierra que había en esa maceta y lavarla a fondo con una solución que contenga cloro.

– Por último, sumerge las raíces sanas en una solución fungicida para matar cualquier hongo que se haya podido quedar ahí para volver a pudrir las raíces. Vuelve a plantarla con tierra nueva en la misma maceta y verás que te crece sin problemas como si fuera una nueva.