Consejos para la fertilización de las plantas
Todos los cuidados que deben recibir las plantas son fundamentales para que puedan desarrollarse correctamente y estar protegidas de enfermedades o plagas, además de que así podrán florecer o dar los frutos que tengan que dar. La fertilización es indispensable para que todas las plantas puedan recibir los nutrientes necesarios, algo sin lo cual nunca podrían desarrollarse o, al menos, no hacerlo en buenas condiciones.

Los principales nutrientes que están en los abonos para cualquier planta son el fósforo, el nitrógeno y el potasio, y también suele haber otros como calcio, azufre, magnesio, manganeso, cobre, boro, zinc o molibdeno, aunque siempre en menor cantidad que los primeros. Dependiendo del tipo de planta y de tu objetivo, será diferente el abono que debas emplear.

Si quieres o necesitas un fertilizante que actúe de forma inmediata, lo mejor es decantarte por abonos químicos, mientras que si necesitas uno que actúe de forma lenta y progresiva, lo mejor es utilizar abonos orgánicos como los que se hacen con mantillo, estiércol o turba. Los abonos orgánicos son la primera opción a tener en cuenta ya que tienen muchísimos beneficios, como que mejoran la porosidad del suelo y su capacidad para retener el agua.

Fertilizar las plantas

Hay muchas cosas que se deben tener en cuenta a la hora de fertilizar las plantas, árboles o cultivos, como que para los cultivos debes abonar siempre un mes antes de la siembra, que es mejor abonar en dosis pequeñas y muchas veces que no una con demasiado abono o que abonar más tarde de lo recomendado puede hacer que el desarrollo y crecimeinto sea débil, lo que perjudicaría a la salud de la planta.

En invierno nunca debe abonarse, aunque al final del mismo hay que poner una capa de estiércol sobre el suelo, a los pies de las plantas, y después cavas a poca profundidad. Cuando más actividad tiene la planta es recomendable utilizar un fertilizante de liberación controlada, que dura entre 4 y 6 meses y ayuda a que el desarrollo sea mejor y no haya exceso ni carencias de abono.