Consejos para los jardines urbanos
Un jardín (o un huerto) urbano son una excelente opción para superar el estilo de vida de las grandes ciudades, así se crear un pequeño jardín que nos haga estar un poquito más cerca de la naturaleza aunque no haya nada natural en las calles. Pero no te preocupes si vives en un pequeño piso, dentro de tu casa puedes crear una estupenda zona verde, podrás utilizar macetas, cajas, elementos reciclados, bandejas… ¡lo que consideres mejor según el espacio del que dispongas!

Pienso que esta opción de tener un jardín urbano no es una opción, es una necesidad que todas las personas que viven en las ciudades deberían considerar crear y tener, porque además de contribuir al mantenimiento del equilibrio ambiental, también hará que las personas se sientan mucho mejor consigo mismas, con su entorno y a tener un aire mucho más saludable dentro del hogar. ¡Son todo beneficios!

Contenedores de cultivo

Resulta imprescindible utilizar los contenedores de cultivo o las macetas para que las plantas puedan crecer de forma saludable en el espacio donde hayas decidido ubicar tu jardín urbano. Si no quieres gastarte dinero, no te preocupes porque puedes utilizar elementos reciclados para poder ahorrar y además contribuir al cuidado del medio ambiente mediante el reciclaje. ¿Qué te parece utilizar botellas de plástico como macetas (creando agujeros debajo para que drene)? ¿O quizá unas botas de agua para que quede más original?

Consejos para los jardines urbanos

El espacio

Resulta importante que tengas en cuenta el espacio que dedicarás en tu hogar al jardín urbano. Las plantas necesitan un crecimiento saludable y en buenas condiciones, algo por lo que necesitarás suficiente espacio para ellas. Diferentes plantas pueden necesitar diferente espacio de crecimiento, por eso tendrás que informarte sobre cuánto espacio necesitará las plantas que tienes intención de cultivar en casa.

Alimento para las plantas

Además las plantas para poder crecer bien en un hogar urbano necesitarán estar bien alimentadas. Para ello tendrás que regalarlas acorde a las necesidades que tengan. Un truco para que sepas que están bien regadas es que la tierra esté húmeda pero nunca seca o muy mojada. También tendrás que fertilizar la tierra para que puedan tener todos los nutrientes necesarios para poder crecer sanas y fuertes. Y por supuesto, tendrás que saber cuánto sol necesitan diariamente para poder crecer y estar sanas. Cada planta es un mundo y no todas necesitan lo mismo, así que tendrás que buscar información para poder cuidarla según sus necesidades.