Consejos para mantener las avispas alejadas del jardín
Arañas, cucarachas, pulgones,… Son muchos los insectos que habitan en nuestro jardín, produciendo, a menudo, daños irreparables a las plantas y flores. Las avispas son uno de ellos. Al contrario de lo que pueda parecer, algunas clases de avispas afectan a las plantas, ya que son desfoliadoras y destruyen las hojas de, por ejemplo, los rosales.

Además, su característica principal es la molesta y dolorosa picadura que producen, que puede empañar las relajadas actividades que se realizan en el exterior. Así que si quieres disfrutar del verano sin preocuparte de las molestas avispas, te contamos cómo alejarlas de tu jardín.

Plantas

Una forma de mantener a las avispas alejadas es rodeando el jardín de plantas como la albahaca, jazmín, laurel o lavanda.

Remedios caseros

Si las avispas no se marchan de tu jardín puedes recurrir a algunas remedios naturales. Por ejemplo, puedes utilizar el agua de una cebolla cocida rociándola alrededor del lugar donde vayamos a estar en el jardín.

Consejos para mantener las avispas alejadas del jardín
A la hora de comer en el exterior, coloca un limón con clavo para que las avispas no se acerquen. Tampoco les gusta nada la naftalina. Otro remedio es usar una botella de plástico partida a la mitad y echar cerveza y azúcar en la base, poniendo la parte de arriba invertida a modo de embudo. Las avispas caerán sin duda y se ahogarán, les gusta mucho el dulce.

Acabar con el nido

Si has encontrado el nido y quieres acabar con él, puedes hacerlo con varios manguerazos, aunque es preferible intentar que ellas mismas busquen su traslado, poniéndoles algo muy dulce lejos de donde tienen el nido actual.

Si de ninguna de estas formas consigues alejar a las avispas del jardín, no te quedará más remedio que pasar a medios químicos o de otra índole.