Consejos para plantar rosales a raíz desnuda
No cabe duda de que los rosales son una de las especies de árboles que mejor pueden quedar en tu jardín, y es que la rosa siempre han sido una de las flores más bellas y de las favoritas de muchísima gente. En anteriores ocasiones ya te hemos asesorado sobre el cuidado y plantación de rosales, y en este caso me gustaría centrarme en la plantación a raíz desnuda.

Este tipo de plantación se hace cuando lo compras en un vivero, en el cual han extraído las matas de tierra con las raíces limpias y peladas para ponerlas así al a venta, algo que suele ocurrir únicamente en otoño e invierno ya que el resto del año la planta no sobreviviría. Toma nota de estos consejos para plantar un rosal a raíz desnuda:

– En este caso no es recomendable que lo plantes en un terreno en el que ya hubo un rosal con anterioridad, y además debes evitar plantarlo en las proximidades de otro árbol ya que la competencia de las raíces por la tierra no es buena y además la sombra sería demasiado espesa.

– No hay muchas exigencias en cuanto al suelo ya que admite cualquier tipo de terreno, en lo único que deberás fijarte es en que no sean demasiado calizos.

– Sí se necesita un sitio soleado para poder desarrollarse correctamente pero no en un lugar en el que la exposición sea excesiva, así que lo ideal es un lugar en el que reciba unas 6 horitas de sol directo al día.

– Tal y como dije antes, la época para su plantación es en otoño o invierno, dependiendo del clima que haga en el lugar en el que vives ya que si es un clima frío es mejor plantar en invierno, mientras que si es un clima cálido podrás plantar a finales del otoño.

– Si por cualquier motivo no fueras a plantar el rosal al poco de comprar las raíces, entiérralas en una zanja y riega de vez en cuando para que no se resequen.