Consejos para plantar setos
Plantar un seto es algo muy sencillo y te vendrá muy bien para darle un aspecto diferente a tu jardín ya que podrás darles forma, hacer un caminito con ellos o crear algún ambiente muy especial gracias a plantarlos de forma consecutiva o creando, por ejemplo, un pequeño jardín.

Si quieres plantar un seto pero no sabes muy bien cómo hacerlo, toma nota de estos consejos y verás que no es complicado:

– Hay que plantarlos bien rectos, para lo cual debes poner una cuerda muy tensa en el suelo antes de hacer la zanja, así te asegurarás que crezca siempre de la manera que le corresponde.

– Cuando vayas a hacer la zanja debe tener unos 40 centímetros tanto de ancho como de profundidad para que haya espacio suficiente para su desarrollo.

– La tierra que hayas extraído al hacer la zanja tienes que mezclarla con un abono orgánico, más o menos unos 2 kilos de abono por cada metro lineal de seto. Además, ponle también un poquito de fertilizante químico para que haya nutrientes desde el primer momento de la plantación.

– En el momento de la plantación debes abonar muy bien la tierra para que tenga reservas y pueda crecer sin problemas, así además conseguirás que se desarrolle en menos tiempo. Durante los primeros 2 años debes abonar a menudo pero después ya puedes hacerlo poco.

– La distancia que debes dejar entre cada seto depende de la especie, pero si es un seto alto debe haber al menos 1,5 metros, si es mediano unos 50 centímetros y si es bajo llegará con dejar entre 30 y 40 centímetros nada más. Para las borduras (setos que no alcanzan el medio metro de altura) será suficiente con dejar 20 centímetros entre cada ejemplar.

– Después de haber plantado tienes que aplicarle un riego muy abundante para que todo quede muy humedecido, y después ya vas viendo cuándo necesita agua ya que depende de la especie, pero siempre tiene que estar húmedo aunque sin llegar a encharcarse.