Consejos para podar las palmeras
Como ya te explicamos el otro día al hablarte sobre el trasplante de las palmeras, a la hora de cultivar este tipo de especies es importante conocer diferentes aspectos sobre el ejemplar en cuestión. Por ejemplo, es esencial que sepas la altura que alcanzará, el número aproximado de ramas o brazos que llegará a desarrollar, los años que vivirá o los cuidados que requiere.

Uno de los cuidados que tu planta necesitará será que la podes pero, ¿sabes cuándo y con qué frecuencia debes hacerlo? Si tu respuesta es negativa no te preocupes, ya que hoy vamos a darte las claves para podar las palmeras.

Cuando haya hojas secas

Lo primero que debes tener en cuenta es que solo tendrás que podar las palmeras cuando exista peligro de desprendimiento de hojas secas, algo que suele ocurrir, en general, en periodos de entre tres y cinco años. Además, las hojas secas dan una sensación de abandono, favorecen el anidamiento de ratas y pueden provocar incendios. Eso sí, es importante que las palmeras se traten de forma individual, respetándose la biología y el desarrollo propio de cada ejemplar.

Consejos para podar las palmeras

Primavera y verano

Según los expertos, la primavera y el verano son las épocas más adecuadas para realizar las labores de poda. Este proceso debe consistir en eliminar las hojas muertas y otras que puedan causar algunas molestias. Sea como sea, es importante que nunca se quite más de una de las llamadas coronas de hojas verdes, que participan en la alimentación de las palmeras y contribuyen a que éstas tengan un buen estado del tronco. Por eso, se deben cuidar de forma especial. De hecho, solo se deberán quitar hojas verdes de manera excepecional.