Consejos para preparar el suelo del jardín
Si tienes una zona exterior en tu hogar que podría ser un precioso jardín gracias a que también existe mucho espacio para cultivar tus propias hortalizas y flores, ¿a qué estás esperando para empezar? Tener un jardín es una forma estupenda de invertir tu tiempo en la naturaleza, algo que te hará sentir muy bien, además de ser una práctica agradable.

Para poder empezar con tu jardín tendrás que tener algo de conocimientos sobre el tema, pero sobre todo tendrás que tener voluntad para poder llegar a tener unos resultados excelentes. Hoy quiero darte algunos consejos para que puedas empezar con tu propio jardín y hacer tu sueño realidad preparando el suelo de tu jardín.

Planifica tu jardín

Lo primero que tendrás que tener en cuenta es que tienes que planificar tu jardín, por eso antes de empezar a romper el suelo y plantar semillas sin pensar, tendrás que tener un plan y poder determinar tus prioridades. Para ello tendrás que revisar bien el espacio que tienes y saber qué plantas serán las que quieres tener siempre a tu lado.

Tendrás que decidir qué tipo de flores, hierbas, plantas, verduras y frutas te gustaría que crecieran en tu jardín, teniendo en cuenta las condiciones ambientales que requieren estas plantas y cómo es el clima en tu lugar de residencia. Recuerda que antes e plantar nada tendrás que examinar bien todos los elementos, y hacerte algunas preguntas como por ejemplo: ¿Cuándo y cuánto sol hay durante el día en el jardín?, ¿Hay vientos fuertes que puedan causar problemas en las plantas?, ¿Son todos los inviernos iguales o puede haber riesgo de congelación?

Consejos para preparar el suelo del jardín

Prepara el suelo

Cuando ya tengas decidido y bien pensado lo que te he comentado en el punto anterior y antes de iniciar tu jardín, tendrás que examinar las condiciones del suelo. Tendrás que comprobar si la textura es arenosa, si es arcilloso, rocoso… es decir, qué tipo de tierra tienes para tu jardín.

También tendrás que comprobar el pH del suelo y determinar si es ácido o alcalino. Recuerda que las plantas no pueden absorber nutrientes si el pH del suelo no es el adecuado. Pero no debes preocuparte, porque independientemente del tipo de suelo que tengas, podrás mejorar sus condiciones añadiendo compost orgnánico para que las plantas crezcan sanas y fuertes.

Una vez que tengas el suelo preparado y tengas todo bien pensado, podrás empezar a pensar en cómo quieres crear tu jardín y podrás empezar a abastecerte de los materiales necesarios.