Consejos para proteger las flores del viento
En primavera, con los cambios de temperatura, es habitual que haya días en los que se levante mucho viento y, aunque en un principio no supone algo negativo para nuestras plantas, puede llegar a causar consecuencias si es demasiado fuerte.

Con el viento, nuestras plantas y flores pueden sufrir sequedad en la tierra y las raíces pueden verse afectadas. Además, pueden perderse hojas, que son importantes para hacer la fotosíntesis, o las flores, lo que puede provocar que haya menos colorido en tu jardín y menos frutos si se trata de árboles frutales. Por todo ello, es importante proteger nuestras flores del viento. ¿Quieres saber cómo conseguirlo?

Pantallas protectoras

Si quieres que tus flores se mantengan intactas, sean o no resistentes al viento, deberás protegerlas. Para ello te recomendamos usar pantallas protectoras naturales mediante setos o arbustos resistentes al viento. Si lo prefieres, también puedes crear pantallas artificiales con paneles de plástico o rejillas de madera, que ya vienen confeccionadas. También es buena idea agrupar macetas para que se refugien unas a otras. Además, con esto también mejorarás la decoración de tu jardín o terraza.

Consejos para proteger las flores del viento

Palmeras

Otra buena idea para proteger tus plantas del viento es utilizar varias palmeras a modo de barrera protectora, consiguiendo un aspecto tropical en el ambiente. Podrás combinar las palmeras con otras plantas resistentes al viento, como las coníferas, las cupressus lambertiana, cupressus arizonica y thuya esmeralda. Además, puedes usar árboles de crecimiento corto, como chopos, alisos o pino albar.

Piedras

Además de la pantalla natural creada a partir de árboles y arbustos, también puedes utilizar la piedra como cortavientos, construyendo muros que queden a la altura de la cintura o creando cimientos con grandes piedras que estén hundidas en la tierra.