Consejos para que a los niños les guste la jardinería
Es sabido que los niños aprenden mejor con el ejemplo, por lo que si te gusta la jardinería y le inculcas todo lo bueno que tiene desde pequeños es más que probable que cuando empiece a crecer, empiece a sentir cómo la jardinería se está empezando a convertir también en una de sus aficiones favoritas. Pero para ello hay que saber inculcar esta pasión, y la mejor forma de hacerlo es sin presiones y divirtiéndose.

La jardinería puede ser una actividad estupenda para aliviar el estrés diario, y además permite que la creatividad de una persona pueda tener un resultado estupendo gracias a la diversidad que nos ofrece la naturaleza diariamente. Si compartes tu amor por la jardinería con tus hijos, hazme caso cuando te digo que es uno de los mejores regalos que le podrás hacer a tus hijos. Aunque tus hijos al principio se muestren reacios, no desesperes porque poco a poco se darán cuenta de el milagro de la vida gracias a la naturaleza y empezarán a mostrar interés. A continuación te dejo algunos consejos para que a los niños les empiece a gustar la jardinería.

Cultivar verduras y hortalizas

A los niños les encanta sentirse importantes y especiales, por eso cuando se plantan verduras u hortalizas para el consumo y disfrute familiar, podrás ver como tu hijo se convierte en un amante de la jardinería. Le encantará ver cómo crece y cómo después de haberlo cultivado con paciencia y mucho cuidado puede ser disfrutado por todos.

Deja que tus hijos escojan las verduras para que crezcan en el huerto o en tu jardín, así te asegurarás que coman sano, que sientan la satisfacción del trabajo bien hecho ¡y además te ahorrarás dinero en verduras y hortalizas!

Consejos para que a los niños les guste la jardinería
La sensación de comer verduras y hortalizas que tus hijos han cultivado por ellos mismos, les hará darse cuenta de la importancia de la jardinería.

Plantas de crecimiento rápido

Es posible que tu hijo se sienta entusiasmado por la jardinería siempre y cuando los resultados sean rápidos, por lo que tendrás que seleccionar verduras de crecimiento rápido como por ejemplo pepinos, judías y tomates. Estos alimentos crecen rápido y requieren pocos cuidados por lo que son perfectos para el entusiasmo de tu hijo por la jardinería.

No tengas prisa

No quieras enseñar a tu hijo a plantar directamente muchos tomates o muchos pepinos. La jardinería puede ser muy divertida ¡por supuesto! Pero también puede ser agotador ya que requiere mucho trabajo. No quieras hacerlo todo en un día o tu hijo acabará cansado y no querrá saber nada más del tema.

Consejos para que a los niños les guste la jardinería
La mejor manera de introducir a un niño a la jardinería es mediante la plantación de pocos vegetales de forma inicial. Esto es algo fácil y le hará tener poco compromiso de tiempo y trabajo, de esta manera será él quien te pida volver a cultivar cuando se acabe el trabajo inicial.

Deja que sea tu hijo quien marque el ritmo, si intentas agobiarle o que aprenda todo en unos días puedes conseguir el efecto contrario y que empiece a pensar que no le gusta nada.

Esfuerzo y valores

Es importante que te asegures que tu hijo aprende y comprende que las plantas no crecen todo lo rápido que nos gustaría, pero que la espera nunca será una pérdida de tiempo. La jardinería es una experiencia que siempre vale la pena y que el tiempo y el esfuerzo se invierta para conseguir unos resultados excelentes.

Consejos para que a los niños les guste la jardinería
No importa si después no salen las verduras bien, o si hay algún tipo de problema, el hecho de pasar el tiempo juntos y de haber trabajado en ello, ya hace que merezca la pena.