Consejos para recuperar plantas secas
Algunas veces nos daremos cuenta de que las plantas se han secado, especialmente si hemos estado de vacaciones o hemos hecho cualquier viaje que impidiera cuidarlas de forma correcta. También puede suceder porque nos hemos despistado y no las hemos regado como debíamos. Sea como sea, no hay que hacer un drama de ello ya que hay algunas cositas que se pueden hacer para recuperarlas y así poder volver a disfrutar de su belleza, aunque lo mejor es no despistarse nunca y que reciban todos los cuidados que necesitan.

Cuando una planta se seca, una de las cosas que siempre pasan es que muchas de sus hojas se desprenden, mientras el resto se quedan lacias y la tierra está totalmente seca. Lo primero que hay que hacer al encontrarse así la planta es quitar las hojas secas para poder comenzar a sanear el ejemplar. Después mete la maceta en un recipiente más grande en el que haya agua pero no abono, ya que cuando una planta está seca no puede abonarse. Déjala unos 10 minutos a remojo para que la tierra se pueda empapar bien y empiece a coger su volumen.

Consejos para recuperar plantas secas
Cuando pase ese tiempo, sácala y deja que se escurra. Lo de meterla en agua, aparte de que para se moje bien y recupere su volumen, es para que su hidratación se vuelva favorecida, algo indispensable para que la planta pueda llegar a recuperar su vigor. Si la planta se ha secado estando en una zona iluminada, lo mejor es que pase un tiempo en una zona con menos luz para que su sistema radicular pueda recuperarse, y cuando lo haga ya podrá volver a estar ubicada en su lugar habitual.

Es posible que las primeras semanas veas que se le caen algunas hojas o que algunas ramas se sequen, eso es algo normal durante el proceso y no debes pensar que la planta se ha muerto. Lo que sí es indispensable que los riegos sean adecuados y que no dejes pasar ninguno, ya que si vuelve a secarse es posible que no pueda recuperarse. A partir de la segunda semana, poda las ramas que se hayan estropeada y aplícale ya el abono.

Debes tener en cuenta que recuperar una planta seca no siempre es posible, así que puede darse el caso de que sigas estos consejos y no consigas que vuelva a tener vida. Así pues, evita totalmente tener que llegar a este extremo y mantén siempre las plantas húmedas, o al menos con el agua que necesita cada una de ellas. Si vas a salir de viaje, que alguien se encargue de regarlas.