Consejos para regar en primavera
¿Con ganas de que llegue la primavera? Afortunadamente, ya queda muy poquito para que la estación más colorida y alegre del año haga acto de presencia y por eso te recomendamos que pongas el jardín a punto para la ocasión. Pero más allá de los preparativos que tienes que tener presentes para la llegada de la primavera, es importante que tengas claros algunos conceptos como, por ejemplo, cómo regar las plantas durante esta estación.

Y es que aunque no lo parezca, la primavera es un período un tanto complicado para conocer con exactitud cómo y cuándo regar las plantas: no es ni tan calurosa como para regarlas dos veces al día ni demasiado lluviosa como para regarlas dos veces por semana. Te damos las claves sobre cómo regar en primavera a continuación.

Nada de consejos generalizados

Lo primero que te recomendamos es que no tengas en cuenta los típicos consejos generalizados. Lo verdaderamente importante es saber qué clima hace y de qué tipo de planta se trata, además de tener en cuenta la clase de suelo, entre otros aspectos. Así, es importante que tengas en cuenta que si tus plantas tienen raíces extensas y abundantes, no necesitarán demasiada agua, mientras que si se encuentran en en un terreno arenoso y con buen drenaje, necesitarán más agua, así que deberás regarlas más a menudo.

Consejos para regar en primavera

En profundidad

En cuanto al modo de regar las plantas, algunos expertos aconsejan hacerlo en profundidad (hasta unos 20 centímetros). De esta manera las plantas pueden absorber el agua directamente desde sus raíces. En cambio, cuando el riego es superficial es muy poco lo que las raíces de las plantas reciben (más de la mitad del agua se evapora).

Siempre por la mañana

Por último, queremos recomendarte que siempre riegues las plantas por la mañana, ya que si lo haces al atardecer o durante la noche, contribuirás a la formación de moho, humedad y plagas que viven en este medio y que podrían afectar a tus cultivos.