Consejos para replantar el césped
Una de las mejores soluciones para los jardines en los que hay calvas en el césped es replantar en esa fracción de terreno concreta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se trata de un proceso lento y no siempre es del todo fructífero, entre otras cosas por culpa de los pájaros, que se comen las semillas.

Si te has decidió por esta opción deberás tener en cuenta los siguientes consejos, muy útiles para replantar el césped. Además, la mayoría de ellos también son útiles para cuidar el césped en caso de que se reemplace el deteriorado por un tepe nuevo. ¿Estás preparado? ¡Pues allá vamos!

Labrar la tierra

En primer lugar, deberás labrar la tierra. Lo mejor sería que, al arar, alcanzases una profundidad de unos 30 centímetros para que se garantizara que la tierra conserva una mayor calidad, ya que no está expuesta de manera directa sobre la superficie, lo que le dará fuerza al césped que nacerá.

Por otro lado, te recomendamos que mejores el suelo con una enmienda orgánica o de arena. Lo mejor es optar por los abonos naturales. De esta manera, mejorarás la calidad de la tierra y aumentarán las probabilidades de que el césped crezca sano y fuerte. Además, mejoran el drenaje de suelos muy arcillosos.

Consejos para replantar el césped

Las semillas adecuadas

Es muy importante que escojas la cantidad de semillas adecuadas: entre 35 y 40 gramos de semillas por cada metro cuadrado de superficie. Además, deberás plantar en los momentos más apropiados del año, es decir, en primavera u otoño. También podrás hacerlo en invierno en lugares de clima cálido y en verano, si el calor no es agobiante y los rayos del sol no caen de forma directa sobre la tierra.

Rastrillar

Por último, es esencial que después del sembrado rastrilles la superficie para que las semillas queden enterradas.