Consejos para secar rosas
La rosa es una de las flores más regaladas y también una de las que está más presente en nuestros jardines. De hecho, para muchas personas un jardín sin rosas no es un jardín. Gracias a su espectacular belleza son incluidas en la mayoría de ramos de flores que se venden e, incluso, son entregadas como obsequio en solitario, ya sea en festividades especiales como Sant Jordi, o en cualquier otra ocasión.

Sin embargo, al poco tiempo de haberlas sacado de la planta se marchitan, una lástima si queremos conservar el regalo que nos han hecho durante más tiempo. Una buena solución para evitar que se marchite y, así, poder conservar las rosas durante más tiempo, es secarlas. ¡Te explicamos cómo hacerlo a continuación!

Cuándo cortar

En el caso de que vayas a ser tú quien corte las flores del rosal para secarlas, deberás tener en cuenta que hay que hacerlo justo cuando el capullo esté recién abierto. Eso sí, tanto si las cortas tú mismo como si te las regalan, deberás quitarle a las rosas todas aquellas hojas que estén dañadas o tengan mal aspecto antes de secarlas.

Consejos para secar rosas

Dónde y cuánto tiempo secar

Para secar las rosas correctamente necesitarás un lugar sin humedad, con ventilación y con poca luz. En ese lugar deberás colgar las rosas boca abajo con un cordel u otro sistema que se te ocurra. Las rosas deberán permanecer colgadas durante dos o tres semanas. Es importante que no las retires hasta que estén completamente secas.

Laca

Cuando por fin las retires, rocíalas con un poco de laca para que se conserven aún mejor. Si lo haces con aerosol o spray, la opción más recomendada, procura mantener la distancia suficiente para no estropearlas.

Aunque existen más formas de secar las rosas, ésta es, sin duda, la más sencilla y la que suele ofrecer mejores resultados.