Consejos para tener un balcón florido
No hay nada más agradable en esta época del año que poder contar con un espacio exterior en el hogar, donde poder escapar del sofocante calor del interior. Lo ideal es disponer de un amplio jardín o terraza, pero no todos tenemos la gran suerte de poder hacerlo. Sin embargo, a falta pan, buenos son los balcones. Por muy pequeño que éste sea, podemos conseguir que desde la calle lo admiren. ¿Cómo? Teniendo un balcón florido.

Éste es un reto bastante fácil de conseguir. Para lograr tu objetivo, lo principal es que tengas muy en cuenta la orientación y las condiciones espaciales del balcón. En este sentido, debes saber si recibe mucho, poco o nada de sol; si la iluminación es parcial o total; conocer en qué medida es azotado por el viento…

A la hora de plantar las diferentes especies, no sólo deberás tener en cuenta cuestiones estéticas, sino que deberás guiarte por el ambiente donde vas a hacerlo y por el tiempo que dispones para su cuidado más elemental: el riego.

Consejos para tener un balcón florido
Por otro lado, es muy importante que valores la situación del balcón en cuanto a oxígeno. En este sentido, no es lo mismo un balcón que esté sometido constantemente a los gases emanados de vehículos o a otros vapores típicos de los lugares densamente poblados, a otro que esté situado en una casa de campo o de pueblo, en una zona con aire más puro, aunque sea dentro de una cuidad.

Las especies que deberás elegir para plantar en tu balcón deberán ser resistentes a condiciones duras y tendrán que sobrevivir bien en ambientes más benignos, como los clásicos malvones, las alegrías de la casa y algunos arbustos como el laurel de flor. ¡Seguro que crecerán muy bien en tu balcón!