Consejos para un buen mantenimiento de tu estanque
El mantenimiento de un estanque (con peces) dicen que es más difícil que la construcción del mismo. Si ya tienes un estanque instalado en tu jardín y quieres disfrutar de sus beneficios, tendrás que trabajar duro para conseguirlo, pero podrás tener un estanque espectacular. Tendrás que empezar a cuidar de tu estanque inmediatamente después de la construcción y es que hay muchos factores que pueden afectar a tu jardín y que el agua esté en malas condiciones.

Además si quieres un estanque con peces de forma regular, tendrás que saber que también tendrás que pensar en la vida de los seres vivos que tengas y no sólo en el paisaje. Puedes disfrutar de un ecosistema maravilloso con tener en cuenta algunos consejos para el cuidado de tu estanque. No te pierdas los siguientes consejos porque te vendrán muy bien para poder tener un jardín espectacular con un precioso estanque.

Mantén un buen nivel de agua en el estanque

El nivel de agua del estanco es necesario que lo mantengas constante porque en verano puede disminuir y si tienes peces carecerán del oxígeno que necesitan para vivir. Por esto tendrás que llenar el nivel de agua y evitar hacerlo con el agua del grifo ya que favorece el crecimiento de algas. Puedes utilizar una manguera de jardín para poner más agua y hacerlo una vez por semana, aunque también puedes incorporar una válvula de llenado.

Consejos para un buen mantenimiento de tu estanque

Mantén una temperatura adecuada

Durante la temporada de invierno se puede formar hielo en la superficie del agua a causa de las bajas temperaturas. Utiliza un sistema de calentamiento de agua para poder crear una buena temperatura durante los meses más fríos. En cambio, en el verano, el agua se puede calentar demasiado algo que puede ser perjudicial para tus peces. En este sentido será necesario controlar la temperatura con agua fría.

Airea el agua

Para poder airear y oxigenar el agua puedes introducir plantas acuáticas para mejorar los niveles de oxígeno. También puedes utilizar cascadas o fuentes. Otra idea es utilizar una bomba de aire para maximizar la aireación del agua en verano. Los peces necesitan gran cantidad de oxigeno en verano para poder sobrevivir y con el calor puede disminuir.

Consejos para un buen mantenimiento de tu estanque

No alteres la química del agua

Son muchas cosas las que pueden alterar la química del agua. El agua del grifo puede tener cloro y otros productos químicos, algo que puede originar algas. Los restos de descomposición de algunas plantas pueden liberar elementos nocivos en el agua así que tendrás que comprobar la química del agua para detectar posibles cambios.

Además, algunos productos químicos pueden matar a los peces o a las bacterias del agua. Por este motivo tendrás que utilizar soluciones alcalinas y desintoxicantes para controlar las condiciones ácidas y tóxicas respectivamente. También tendrás que mantener tu estanque limpio para evitar la acumulación de residuos y mantener una buena calidad del agua.

Limpia el agua con regularidad

Con el tiempo es posible que en el agua se acumule suciedad y residuos. Las hojas serán un problema para tu estanque ya que pueden liberar gases tóxicos cuando están en descomposición y por tanto podrían destruir el equilibrio orgánico. Deberás utilizar una red para poder atrapar todas las hojas y otros desechos que puedan caer a tu estanque.

Además tendrás que limpiar tu estanque con una espiradora acuática para poder sacar todos los lodos procedentes de la parte inferior del estanque. Aunque puedes dejar algo de lodo para aumentar el crecimiento de algas si es tu deseo.

Consejos para un buen mantenimiento de tu estanque
Aunque si quieres hacer una limpieza a fondo tendrás que drenar el agua usando una bomba. Asegúrate que tus peces y plantas están en otro depósito de agua a salvo y limpia todo el fondo, el revestimiento y los materiales con un cepillo y agua. Después de acabar con la limpieza, vuelve a llenar el estanque con agua limpia y devuelve a tus peces y plantas a su hogar.