Consejos para proteger los cítricos del frío
Desde que el otoño llegó oficialmente a nuestras vidas, hace ya un mes, en Jardín Plantas te hemos estado advirtiendo sobre la llegada de las bajas temperatura. Sin embargo, el frío nos está dando un respiro por el momento, aunque seguramente las temperaturas suaves no nos acompañarán mucho más tiempo, así que hay que ponerse las pilas para que el frío no nos pille desprevenidos y pueda fastidiar nuestros jardines y huertos.

Hoy queremos centrarnos en cómo cuidar a los cítricos del frio, unos consejos que sobre todo tendrán que seguir los que vivan en lugares donde las temperaturas suelen bajar de los cero grados en invierno. ¿Estás preparado para proteger a tus cítricos de las bajas temperaturas?

El tamaño del cepellón

Es importante que protejas del frío a tus plantas, arbustos y árboles antes de que lleguen las primeras heladas. Para hacerlo, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la planta en cuestión tiene el cepellón lo suficientemente grande para que, en caso de no tenerlo, trasladarla a una maceta más grande. Debes tener en cuenta que el sustrato protege las raíces y evita que se dañen con la helada.

Consejos para proteger los cítricos del frío

Vigilar las hojas

Cuando hayas trasplantado al cítrico, deberás comprobar que las hojas no hayan adquirido un color amarillento por falta de nitrógeno. Si fuera así, deberás añadir un abono líquido con guano al agua de riego.

Cubrir los cítricos

Además, es importante cubrir los cítricos con unas mantas térmicas para que las bajas temperaturas puedan dañar el follaje. Así, deberás extender la malla sobre las plantas y asegurarte de que las vas agarrando en la base. Debes tener en cuenta que la malla es mejor que el plástico, ya que no crea unas condiciones de humedad excesivamente altas. Cuando desaparezca el riesgo de heladas, deberás retirar la malla.