Consejos para tener un césped brillante
Tener el césped vigoroso todo el año es una de las máximas preocupaciones que nos da nuestro jardín. Conseguir un césped perfecto no es nada fácil, sino que conlleva una serie de cuidados. Y es que por muy bonitas que estén las flores, los arbustos y el resto de plantas, si el césped tiene mal aspecto, todo parecerá mal cuidado.

El secreto para que tu césped luzca brillante está, lógicamente, en su mantenimiento. Por eso, a continuación te vamos a dar unos consejos sobre corte, riego y fertilización para que tú césped natural siempre esté verde y lleno de brillo.

Corte

Hasta en los climas más húmedos, que permiten que el césped se mantenga prácticamente por sí solo, y tenga una textura densa y espesa, algunos cuidados son esenciales. Por ejemplo, es importante realizar un buen corte, a la altura idónea con la herramienta adecuada, con cuidado de no perjudicar las yemas. Es importante hacerlo de forma periódica.

Consejos para tener un césped brillante
En general, el corte del césped suele hacerse una vez cada semana o cada dos en verano, dos o tres veces cada mes en primavera y otoño y una vez, al menos, en invierno. Lo que tienes que tener en cuenta es que la altura ideal es de alrededor de 5 centímetros. Además, es muy importante no cortar el césped cuando esté mojado y limpiar las herramientas si se ha tenido algún problema con hongos.

Riego

En cuanto al riego, debe adaptarse al tipo de césped, al suelo, al clima y al uso. Lo esencial es que mantenga la humedad pero sin encharcamientos, que pueden favorecer la aparición de hongos y otras enfermedades. Además, en épocas de calor hay que aumentar considerablemente la frecuencia de riego.

Fertilización

Por otro lado, deberás aplicar fertilizantes para darle al césped un verde más intenso y brillante y cada uno o dos años hay que llevar a cabo un aireado. También es importante realizar un escarificado cada primavera.