Conservar flores en el jarrón
No hace mucho que hemos vivido el Día de la Madre y, posiblemente, muchas habréis recibido ramos de flores que, en muy poco tiempo, habrán acabado en la basura. Una vez que se cortan las flores, su tiempo de vida es muy limitado. Sin embargo, quedan geniales en un jarrón y llenan de alegría y color cualquier estancia, además de perfumar el ambiente. Para que puedas aprovecharte más tiempo de sus beneficios, a continuación te damos algunos consejos.

Si vas de compras, lo ideal es que dejes para el final tu visita a la floristería, para que tus flores lleguen lo más frescas posible. Además, deberás ir a primera hora de la mañana, rechazar las que estén al sol y las que lleven varios días. Si las recoges del jardín, procura que sea cuando no haga calor.

Es recomendable, que cuando llegues a casa las dejes un par de horas con los tallos completamente sumergidos en agua. De esta manera, se recuperarán del traslado. Después, arrancha todas las hojas que vayan a quedar sumergidas. Es súper importante que el florero esté limpio. Entre los más recomendables se encuentran los de plata, ya que tienen un efecto antibacteriano.

Conservar flores en el jarrón
Si tienes flores en casa, procura tratarlas de la misma manera que a tus plantas de interior: evita que les dé el sol directo, no las expongas a corrientes de aire ni a temperaturas muy altas, evita el ambiente seco… Por otro lado, también es recomendable que las saques al balcón o a la ventana por la noche (siempre y cuando no haga mucho frío). Además, puedes comprar conservantes para flores en tiendas especializadas.

Conservar flores en el jarrón
Existen otros trucos, como echar un par de gotas de lejía al jarrón, verter un chorrito de vinagre blanco, añadir unas gotas de ginebra, usar limonada en lugar de agua o depositar una moneda de cobre.