En qué consiste la rotación de cultivos
¿Alguna vez has puesto en práctica la rotación de cultivos en tu huerto? Pues quizá deberías planteártelo, porque lo cierto es que se trata de una técnica muy efectiva.

Sin embargo, antes de decir si debes o no ponerla en práctica, es importante que sepas en qué consiste. ¿No crees? Por eso, hoy en Jardín Plantas vamos a explicarte qué es la rotación de cultivos, así que coge papel y bolígrafo y no pierdas detalle de lo que te contamos a continuación.

La técnica más habitual para legumbre y cereales

La rotación de cultivos es una técnica que consiste en no cultivar los mismos cultivos en el mismo sitio. Aunque es la técnica más habitual entre cereales y legumbres, lo cierto es que también se utiliza para otras plantas. El objetivo es no desgastar el suelo y que no aparezcan plagas y enfermedades en las plantas. Hay que tener en cuenta que la rotación de cultivos no solamente se da entre grupos de alimentos diferentes, sino entre grupos afines.

En qué consiste la rotación de cultivos

Vuelta de la agricultura biológica

Lo cierto es que con la aparición de los tratamientos fitosanitarios y los abonos químicos y la utilización de distintas técnicas agrícolas, desde hace muchos años se suele prescindir de la rotación de cultivos. Sin embargo, en los últimos tiempos, con la práctica cada vez más extendida de la agricultura biológica, en la que se prescinde del uso de productos químicos, ha vuelto a ponerse de moda por sus numerosas ventajas.

Algunos beneficios

Entre otros beneficios, la rotación de cultivos permite controlar el nivel de minerales del suelo, manteniendo una cantidad bastante elevada para que no haya que aportar una proporción extra tan alta. Además, si se alteran los cultivos de manera adecuada, se mantendrá el suelo constantemente ocupado, lo que permitirá un crecimiento menor de las malas hierbas.