Construir un camino en el jardín
Los jardines se pueden decorar de mil formas diferentes, no hay nada escrito al respecto. Habitualmente a parte de su belleza natural, son zonas de paso que admiten diferentes ornamentos como por ejemplo la construcción de un camino para acceder a la casa, a la piscina o pasear por nuestra vegetación. Los materiales más utilizados para este acometido son la piedra, grava, losetas de madera o adoquines. Todos son válidos y tienen grandes posibilidades decorativas.

Los caminos en el jardín aparte de tener una función estética, también son muy prácticos como accesos. Además, permiten separar mejor los espacios, permiten orientar el acceso a la vivienda y evitar las pisadas sobre el césped. Se pueden construir con diversos materiales como de piedra o grava, pero también es posible construir un camino sencillo de tierra.

Cuando para el camino se utilizan losas de piedra natural, éstas pueden tener formas regulares o irregulares, lo cual permite dar un aspecto rústico al jardín. Además, pueden encontrarse en diferentes colores, tamaños o texturas. En cambio, las planchas de madera se deterioran con más facilidad debido a la humedad, por lo que en ese caso conviene instalar madera tratada. Otra opción es colocar materiales que imitan la madera y no requieren cuidados.

Respecto a las dimensiones de las losas, es importante que sean lo suficientemente anchas y gruesas como para garantizar una pisada estable sin peligro a tropiezos. En el mercado podrás encontrar todo tipo de tamaños, colores y texturas. En ese sentido, es fundamental asegurarse de que el pavimento no resbala y comprobar que los bordes no tengan irregularidades que puedan ocasionar accidentes no deseados.