Construir una ducha para el jardín
Tener una ducha o una manguera en el jardín es algo indispensable, sobre todo para aquellos que tienen una barbacoa y disfrutan de ella de vez en cuando aunque el calor acabe con ellos. Precisamente por eso, después de asar toda la carne conviene tener una ducha para pdoer refresarse y evitar cualquier susto con el fuego. Por si fuera poco, los niños se lo pasarán en grande con la ducha o la manguera en pleno verano.

Construir una ducha para el jardín es mucho más sencillo de lo que se puede pensar. Se podrá conectar a una boca de riego y contará con una manguera que tenga una largada considerable. Estos son los elementos que necesitarás:

Construir una ducha para el jardín
– Tablas de pino de 90 x 20 mm por sección
– Tres travesaños de 950 mm de largada para el entablado
– Tarima formada por 10 tablas de 1.000 mm de largo cada una. Esto evitará que pongamos los pies en el barro
– Dos travesaños laterales de 630 mm de largo
– Dos tirantes de 950 mm de largo
– Dos estantes de 630 mm de largo
– Un par de travesaños para el fondo de 990 mm de largo
– Un grifo de latón
– Un tubo de cobre de un metro
– Manguera flexible
– Alcachofa de ducha