Controlar las plagas en el césped
El césped de tu jardín se merece estar tan bien cuidado como las plantas que tienes en las macetas. Y es que aunque, en general, no le presentemos tanta atención como a otras especies, lo cierto es que su cuidado es tan necesario como para el resto de vegetales del jardín.

Si quieres tener un césped bonito y fuerte deberás tener en cuenta diferentes aspectos (riego, siega, escarificado…), aunque uno de los más importante es vigilar y prevenir la aparición de las fastidiosas plagas. A continuación vamos a explicarte todo lo que tienes que saber para mantenerlas controladas.

Césped adecuado

El primer paso para prevenir plagas es escoger el césped adecuado, dependiendo del uso y de la ubicación del jardín (encontrarás algunos que resisten mejor la sombra, otros más fuertes contra las pisadas, otros para climas calurosos…).

Riego y drenaje

Por supuesto, es imprescindible que tengas tu césped bien sano, a través de los cuidados básicos. Así, es muy importante el drenaje del césped, por lo que debes hacer escarificados y aireados todos los años para que la tierra no se asfixie ni se encharque sin que el agua llegue a las raíces.

Controlar las plagas en el césped
De la misma forma, el riego no debe ser excesivo, ya que ésta es la causa principal de que aparezcan hongos. Lo mejor es que sea moderado y a primera hora de la mañana. También es importante que siegues cuando el césped esté seco y que no lo dejes muy raso.

Abono

En cuanto al abono, es más conveniente el de liberación lenta, ya que actúa a lo largo de varios meses y no provoca excesos que pueden favorecer a las posibles enfermedades.

Controlar las plagas en el césped

Tratamientos preventivos

Por último, te recomendamos que utilices tratamientos químicos de forma preventiva en el caso de haber tenido plagas en ocasiones anteriores por si hubieran quedado restos. Revisa el césped cada dos días y actúa lo antes posible si detectas cualquier señal de la presencia de una enfermedad o plaga.