Cosas buenas que te ocurren cuando siembras en tu jardín
Estar en contacto con la naturaleza diariamente es una experiencia maravillosa y todo deberíamos tener la oportunidad de hacerlo. Tu jardín y la naturaleza te pueden aportar muchos beneficios para la salud y sólo tendrás que tener tu huerto, cuidar tus flores, plantar un árbol o cualquier actividad placentera que te haga estar cerca de la naturaleza y que tenga que ver con las plantas.

Si tienes un jardín será perfecto, pero si no tienes no debes que preocuparte porque puedes disfrutar de los beneficios con un pequeño huerto, en programas para plantar árboles, etc. Si no estás muy seguro en iniciarte en la siembre, entonces no dudes en seguir leyendo porque te voy a hablar de algunos de los beneficios que tendrás. ¡Estoy segura que al finalizar este artículo te pensarás el iniciar una nueva siempre y buscarás la forma de llevarlo a cabo!

Tendrás una mejor salud mental

No importa si estás plantando plántulas, flores, tomates o quizá árboles… sólo el poder estar en contacto directo con la naturaleza te ayudará a tener un mejor estado de ánimo. Además el contacto con la naturaleza previene la enfermedad mental en las personas. Tú puedes sentir mejor y reducir tu estrés diario saliendo al parque más cercano o comprando una planta para plantarla tú mismo/a en tu hogar. La jardinería y la gratificación del trabajo bien hecho es sin duda beneficioso para tu mente, ¡así que no dudes en hacerlo cuanto antes!

Querrás plantar un árbol

Esto es curioso pero todas o casi todas las personas que empiezan con la jardinería quisieran plantar un árbol. Participar en la plantación de un árbol es una forma de ayudar al medio ambiente y de estar en contacto con la naturaleza. Puedes plantar un árbol en tu jardín, en tu ciudad o con alguna asociación para el cuidado del medio ambiente.

Cosas buenas que te ocurren cuando siembras en tu jardín

Estarás siendo respetuoso con el medio ambiente

Una vez que empieces con el mundo de la siembra y las plantaciones, empezarás a sentir una sensación increíble puesto que estarás haciendo algo práctico para salvar el medio ambiente y a nuestro planeta. Plantar árboles es una forma de aumentar el oxígeno de nuestro aire… y el oxígeno es vital para la supervivencia de todas las especies del planeta.

Tendrás una mejor condición física

Además de todo lo mencionado más arriba podrás mejorar tu condición física y te sentirás mucho más vital y con mayor energía. La actividad de la siembra y la jardinería, el sol en tu piel (¡con protección!) y el contacto con la naturaleza te harán sentirte con una mejor condición física.