Cosas de tu jardín que podrían dañar tu salud
Tu jardín debe ser un lugar agradable donde puedas disfrutar en soledad o en compañía del aire libre y de la naturaleza. En este sentido tanto la decoración como las plantas tienen un papel fundamental para hacerte sentir bien, ¡pero cuidado! Tu jardín no está exento de peligros que pueden dañar tu salud y la de tu familia. Por este motivo es importante que tengas en cuenta cuáles son los peligros que te puedes encontrar para poder minimizarlos al máximo.

Los pesticidas

Es posible que utilices productos químicos para las malas hierbas de tu hogar pero la realidad es que son potencialmente peligrosos para los niños y para las mascotas. Los pesticidas además también pueden contaminar el agua si tienes un lago o un arroyo cerca de tu jardín. La exposición a los pesticidas también está relacionado con una mayor incidencia de cáncer e incluso con una alteración de las hormonas que puede provocar problemas de tiroides o infertilidad.

Cuando tengas que tratar las malas hierbas de tu césped es mejor que pienses en otras alternativas y que dejes los pesticidas a un lado para siempre. ¡Tu jardín puede estar estupendo sin necesidad de utilizar horribles productos químicos que dañan tu salud, la de tu familia y la del medio ambiente!

Cosas de tu jardín que podrían dañar tu salud

Cacas de perro o de gato

Las cacas de los animales que pueden hacer en el jardín parece un fertilizante natural pero la realidad es que no es así. La caca de perro o de gato no hace nada para fertilizar la tierra y lo peor es que contiene toneladas de bacterias peligrosas. ¿Te imaginas que tu perro tenga un virus y que sus excrementos contengan gusanos peligrosos para tu salud? Pueden tener gusanos que entren en tu cuerpo a través de la piel y que no te des ni cuenta. Hazte un favor y limpia a tu mascota y tu jardín de sus excrementos siempre y ¡nunca vayas descalzo por el jardín! ¡Y tu familia tampoco!

Las abejas

A las abejas les encantan los jardines, las flores y todo el polen que tienen para ellas. Pero tú puedes ser alérgico a las abejas y entonces tienes un problema con ellas si quieren estar en tu jardín todo el tiempo. Si eres alérgico a las abejas lo mejor que puedes hacer es usar repelentes, ropa de colores brillantes, perfumes fuertes y no comer ni beber cosas dulces porque sería demasiado tentador para que se acercasen a ti.