Cosas que necesitas saber sobre el mantillo
Si estás empezando ahora a trabajar en jardinería es posible que la palabra mantillo sea nueva para ti aunque estés empezado a saber qué significa y para qué sirve. El acolchado para las plantas es una de las formas más fáciles y asequibles para ahorrar agua en el jardín. Pero para que realmente haga su función deberás saber algunas cosas sobre el mantillo, así podrás asegurar que tu jardinería va por buen camino.

¿Qué es el mantillo?

El mantillo es un abono orgánico que te ayudará a mejorar la estructura de la tierra para tus plantas porque tiene nutrientes que les hará crecer mejor y más sanas. Es posible que conozcas al mantillo por otro nombre: el compost. El compost o mantillo es el proceso de descomposición de restos orgánicos vegetales y animales en un lugar húmedo, caliente y que esté aireado para que se cree con las condiciones adecuadas un fertilizante ideal para la tierra y su alimentación.

Tipos de mantillo

Hay tres tipos principales de mantillo: el abono orgánico, el abono inorgánico y a las cubiertas vegetales.

– El abono orgánico. El abono orgánico proviene de fuentes vegetales o animales y es el mejor tipo de mantillo ya que conserva el agua y alimenta la tierra a medida que se descompone lentamente tierra abajo. Algunos ejemplos que componen el compost o mantillo son: estiércol de animales, restos orgánicos de comida, hierba cortada, hojas, etc.

– Abono inorgánico. Este abono no se descompone sólo conserva el agua. Algunos de ejemplos son las piedras, la grava o las láminas de plástico.

– Cubiertas vegetales. Las cubiertas vegetales de bajo crecimiento ayudan a mantener el suelo debajo bien fresco. Lo mejor es escoger las cubiertas con agua para obtener mejores resultados.

Cosas que necesitas saber sobre el mantillo

Ventajas del uso del mantillo

Las ventajas del uso del compost o del mantillo son variadas, pero sobre todo se usa para eliminar el crecimiento de las malas hierbas y que las hierbas que crezcan sean las plantas sanas. Así crecerán con mayor fuerza y resistencia. Además el mantillo aporta nutrientes a las plantas y esto hará que toda la tierra esté enriquecida por lo que será tierra de mayor calidad. Por último, el mantillo ayuda a retener el agua de la tierra por lo que no podrá endurecerse con las altas temperaturas y estará siempre el suelo húmedo.

¿Hay algo más que te gustaría añadir acerca del mantillo que creas necesario que todos debamos conocer?