Crear un jardín de forma rápida y económica
Cualquier casa con algunos metros al aire libre debería tener su propio jardín; alegran el exterior del hogar, le dan vida y color y además perfuman el ambiente.

¿Todavía no te habías animado? Si eres algo perezoso o si no querías invertir demasiado tiempo ni dinero, atiende a estos consejos para crear tu propio jardín de forma rápida y económica, ¡ya no envidiarás los jardines de tus vecinos!

Para empezar, si ya tienes algún que otro ejemplar debes plantear un diseño del jardín que las contemple y las respete y que además tenga un desarrollo progresivo que permita sumar nuevos elementos con el paso del tiempo.

Lo principal es elegir plantas de rápido crecimiento y floración o bien comprar algunas ya desarrolladas en macetas (violeta, fresa, oreja de liebre, margaritas o aquilea son algunos buenos ejemplos); la tierra en la que las plantes debe estar perfectamente preparada para nutrir a todas ellas y además tener un buen drenaje.

También necesitarás algunas plantas de ‘relleno’ para cubrir aquellos espacios que se vean más desnudos; una buena idea es plantar arbustos o matas, pues se establecen sin problemas en casi todos los terrenos y pronto se convierten en densas y floridas plantas que darán un precioso aspecto al espacio. Simplemente debes tener en cuenta sus tamaños, pensar en la combinación de sus colores antes de plantarlos y con el paso del tiempo podarlos para mantenerlos en la medida que más te interese.

Para dar un aire personal más coqueto a tu jardín puedes poner un caminito de tierra o gravilla que vaya de la entrada hasta la puerta de casa. No te preocupes, porque estos materiales son bastante baratos y además no precisan prácticamente ningún cuidado.

Y recuerda, la combinación de las plantas y los colores será la clave: infórmate sobre cada una de ellas y haz un boceto de tu idea para hacerte a la idea del resultado.