Crear un macizo de jardín
¿Tu jardín tiene muchas especies? Lo más recomendable en esos casos es agruparlas por macizos. Cuando están separadas, las plantas requieren más riegos, cuidados y se encuentran expuestas a mayores amenazas. Pero si las juntas en uno o varios macizos, lucirán más bonitas.

Para empezar, decide el lugar más adecuado para disponer el macizo, tiene que ser una zona visible, en la entrada al terreno, debajo de las ventanas o incluso en un ángulo del jardín. Elige cuidadosamente las especies para que puedan ser agrupadas, puedes decidirte por el color de sus flores, por su follaje, por su especie o por su estacionalidad.

Primero utiliza un rastrillo para limpiar el terreno de raíces y malas hierbas, es el único modo de que las nuevas plantas puedan desarrollarse en buenas condiciones. Luego cava el suelo a una profundidad acorde al tipo de plantas que vayas a poner, normalmente con unos 40 centímetros es suficiente. Si ves que la tierra es dura o arcillosa, incorpora un poco de arena para que el suelo sea más permeable y no se encharque al regar.

Para finalizar, añade materia orgánica para enriquecer el substrato. Coloca sobre el terreno las plantas, pero que sigan dentro de sus macetas para ver el efecto, para que quede más bonito sitúa las más altas detrás. Retira los tiestos y planta cada ejemplar. Añade tierra, aplástala con las manos y riega para darle vida.