Cuándo cortar el césped
Con el comienzo del buen tiempo llega el momento de ponernos manos a la obra con la puesta a punto de nuestros jardines para poder disfrutar de ellos al máximo durante los próximos meses. Sin duda, un elemento clave de esta zona del hogar es el césped y, contradictoriamente, no siempre se le presta toda la atención necesaria, especialmente durante el invierno.

Durante los meses más fríos el año, la mayoría solemos descuidar el jardín, especialmente si no está a la vista de vecinos y curiosos. Por eso, cuando llega el momento de cortar el césped es normal encontrarse con auténticas selvas. Para que esto no ocurra, vamos a darte las claves sobre cuándo cortar el césped.

Algunas recomendaciones

A pesar de que cada tipo de césped requiere de unos cuidados específicos, hay algunas claves que se adaptan a casi todos los tipos. Por ejemplo, los cortes bruscos no son nada recomendables. Además, tampoco es bueno dejarlo demasiado corto, ya que se conseguiría una hierba mucho más débil y seca.

Cuándo cortar el césped

Más largo en verano e invierno

Por supuesto, hay que mantener el césped cuidado durante todo el año, aunque es mejor dejarlo más largo durante los meses de invierno y verano, igual que cuando se ve afectado por aluna plaga u hongo. Y es que de esta manera se consigue que sea más resistente a situaciones extremas. Por otro lado, es importante que cuando llegue el momento de cortar el césped, lo mejor es escoger un momento del día en el que la hierba esté completamente seca.

Según las estaciones

En general, lo más recomendable es cortar el césped una vez por semana en verano, una vez por semana en invierno y dos o tres veces al mes en los meses de primavera y otoño. Eso sí, hay céspedes que se siegan con más frecuencia, como los greens de los campos de golf, que en verano se cortan casi a diario. Por su parte, los céspedes muy ornamentales se siegan cada 3 días en verano.