Cada cuánto debes regar las macetas
Son muchas las personas que tienen macetas en diferentes zonas de su casa y no saben a ciencia cierta con qué frecuencia hay que regar dichas plantas. Los expertos en jardinería indican que las plantas en macetas hay que regarlas bastante a menudo y hay que tenerlas perfectamente hidratadas para evitar que puedan echarse a perder.

Sin embargo y aunque no lo sepas, son muchos los factores que influyen a la hora del riego de una planta que se encuentra en una maceta. Acto seguido te hablo de alguno de ellos para que sepas con qué frecuencia debes regar dichas macetas y tenerlas siempre en perfecto estado.

Tipo de planta

Según el tipo y clase de planta que sea, necesitará cierta cantidad de agua para poder vivir y desarrollarse perfectamente. De esta forma no necesita la misma cantidad de agua una hortensia que una hiedra. Por regla general las plantas que tienen hojas más grandes y no necesitan mucha luz, requieren un mayor riego. Para una mayor certeza, debes informarte todo lo posible sobre tu planta para de esta forma conseguir que crezca de la mejor forma posible.

Clase de sustrato

Otro factor que deberás tener en cuenta a la hora de regar tus macetas es el tipo de sustrato que tienen. El sustrato es un elemento esencial a la hora de conseguir que la planta crezca sin problemas. El mejor para las macetas es el universal ya que existe una relación correcta entre la retención de agua, unos buenos nutrientes y la oxigenación para la propia planta. Aunque no se suele usar demasiado para las plantas en macetas, debes tener mucho cuidado con el sustrato arcilloso ya que es muy poco transpirable y acumula mucho la humedad.

Cada cuánto debes regar las macetas

Exposición

La expocisión y la meteorología también son dos elementos bastante importantes a la hora de saber con certeza la cantidad de agua que necesitan tus plantas de casa. Por regla general las plantas que se encuentran bajo el sol pierden más humedad que aquellas otras que se encuentran en un lugar algo más sombrío. Agentes externos como el viento también provoca que las plantas se resequen mucho más de la cuenta. Es por ello que debes tener en cuenta cada cambio de estación a la hora de regar más o menos a una planta en maceta. No es la misma la frecuencia de riego en los meses de verano que en los de invierno ya que con el calor, las plantas necesitan una mayor cantidad de agua para mantenerse perfectamente húmedas.

En el caso de las macetas de interior necesitan mucho menos agua que aquellas que se encuentran en el exterior de la casa. Ello se debe a que dentro de la casa las plantas sufren en menor medida las inclemencias del tiempo. Aparte de ello debes tener en cuenta cualquier otro factor que pueda acelerar la perdida de humedad de la planta como es el caso de la existencia de una fuente de calor cerca de la misma como puede ser un calefactor o un radiador.

Como has podido observar, la frecuencia de riego en las macetas depende de muchos factores por lo que deberás tenerlos en cuenta a la hora de regar tus plantas. A la hora de regar no olvides comprobar la humedad que tiene la tierra, de esta forma sabrás con exactitud si de verdad le hace falta agua a la planta. Si te ayudas con las manos podrás constatar la humedad de la propia tierra.

Espero haberte ayudado y a partir de ahora no tengas demasiados problemas a la hora de regar las macetas de tu casa.