Cuidados básicos para los cactus
Las cactáceas son uno de los ejemplares más utilizados para decorar el hogar, y es que no solamente le aportan un toque de color y frescura sino que además son realmente fáciles de mantener en perfecto estado.

Los hay de un montón de variedades con tamaños, formas y colores distintos, algunos de ellos decorados por grandes púas y otros todavía más llamativos con hermosas flores de colores.

Si quieres saber cómo cultivarlos en casa echa un vistazo a lo que te contamos… ¡es realmente fácil!

Cuidados básicos para los cactusAdemás de un hermoso aspecto ornamental, los cactus se han convertido en una de las suculentas más conocidas y utilizadas para la decoración gracias a que permiten que nos olvidemos de ellas durante largo tiempo; esto se debe a su increíble capacidad de acumular agua en los tallos, hojas o raíces y para hacer frente a las sequías.

De este modo, para mantenerlos en plenas condiciones no hace falta prestarle demasiadas atenciones aunque sí unos mínimos fundamentales como son los siguientes:

– Colócalos en un lugar luminoso y de temperaturas cálidas.

– Asegúrate que el sustrato cuente con un buen drenaje y sea permeable con el fin de evitar acumulaciones de humedad que podrían llegar a matar a tu ejemplar.

– Aunque hay varias formas de preparar la tierra de cultivo, una de las más habituales consiste en mezclar turba rubia, arena gruesa y carbón vegetal molido. Este último es además bueno para evitar la aparición de hongos.

– Como decíamos antes el riego debe ser muy moderado, pues el cactus tiene sus propias reservas que permitirán que la planta tolere más la falta que el exceso de agua. Así, lo mejor es que riegues solamente cuando la tierra se encuentre seca y siempre sobre el sustrato y no sobre la planta.

– No descuides atender a los problemas que pueden presentar, porque como cualquier otra planta pueden tener plagas y enfermedades que deberás remediar cuanto antes.