Cuidados del cactus de Pascua
El cactus de Pascua es uno de los más bonitos que puedes tener en esa época del año, siendo muy parecido al llamado cactus de Navidad pero con importantes diferencias entre ellos. Pertenece a la familia de las Cactaceae y al género Hatiora, el cual está compuesto por 6 especies de cactus epifitos que tienen su origen en Brasil. Con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier lugar del mundo.

Científicamente se llama Rhipsalidopsis gaertneri y es un cactus con tallos planos que se vuelven cilíndricos a medida que su edad va avanzando. Sus flores tienen forma estrellada y son de color rojo o rosa, y florece durante la primavera. Se suele utilizar como planta de interior en macetas colgantes, y si el verano es muy caluroso se puede tener en el exterior pero en una zona de sombra.

Cuidados básicos

– Ubicación: necesita estar en un lugar que tenga semisombra, y tanto la sombra completa como los rayos del sol de forma directa le perjudican.

– Temperatura: lo único que debes tener en cuenta es que durante el invierno no puede estar nunca por debajo de los 10ºC, aunque lo ideal es que esté todo el año por encima de los 16ºC.

– Suelo: el más adecuado es el que sea una mezcla de mantillo de hojas, turba y arena silícea, todo a partes iguales. Es muy importante que el suelo no tenga cal ya que no lo soportarían.

Cuidados del cactus de Pascua
– Riego: debe ser frecuente entre la primavera y el otoño, reduciendo cuando llegue el invierno pero sin dejar en ningún momento que el cactus sufra sequía. Riega siempre con agua tibia que no contenga cal.

– Abono: aplica una vez a la semana un fertilizante mineral que sea específico para cactus, desde que se vean los primeros capullos hasta que termine de florecer.

– Plagas y enfermedades: puede sufrir el ataque de la cochinilla lanosa y de la araña roja si la humedad ambiental es baja.

– Multiplicación: el mejor método es a partir de esquejes de los segmentos puestos a enraizar en turba, y también se puede hacer por semillas.