Cuidados de cada tipo de césped
A pesar de que es más difícil y pesado de mantener siempre perfecto, son muchísimas las personas que prefieren que sus jardines luzcan un precioso césped natural a un práctico y siempre brillante césped artificial.

Hace unos meses repasamos los tipos de césped más comunes, y hoy queremos haceros un pequeño resumen de los cuidados básicos que precisa cada uno de ellos.

Ya sabes, si eres nuevo en esto no pierdas detalle de lo que te contamos:

Artificial
Práctico y muy decorativo para quienes no tienen demasiado tiempo o paciencia, este tipo de césped requiere cuidados muy sencillos puesto que no necesita ser mantenido del mismo modo que los naturales. Basta con aspirarlos o darle un riego, no para que crezcan (resultaría imposible) sino para que el agua recoja todos los residuos y la suciedad del espacio.

Naturales
Como probablemente estarás informado los tipos de césped más comunes son el rústico, el ornamental y el deportivo. Al ser de origen vegetal requieren muchos más cuidados que los anteriores, por lo que es imprescindible que controles sus necesidades en función de la especie que plantas en concreto:

– Dichondra: Es del tipo decorativo, pues no es conocido por su resistencia precisamente. Aunque no acostumbra a crecer demasiado, es esencial que para mantenerlo hermoso le des un riego bastante habitual y abundante.

– Bermuda: A diferencia del anterior tiene una notable resistencia al paso, aunque necesita ser resembrado en otoño para revitalizarlo. Como la dichondra, el riego de este césped debe ser abundante.

– Rye Grass: También altamente resistente al uso y a las temperaturas, este césped no debe ser regado en exceso y debe ser resembrado en invierno para renovar y rejuvenecer su aspecto.