Cuidados de la cineraria
La cinenaria es una planta anual muy famosa gracias a la gran belleza de sus flores y, sobre todo, por sus espectaculares colores. Es parecida a la margarita y puede ser en rojo, lila, azul, violeta o blanco, con lo que le da muchísima vida a cualquier rincón en el que la plantes. Tiene hojas acorazonadas, gruesas y con los bordes dentados. Si la tienes en el interior debes intentar prolongar al máximo su floración, que suele ser entre diciembre y mayo, y que suele durar un mes o seis semanas, dependiendo de la luz, humedad y temperatura que tenga.

Para conseguir sacarle el máximo provecho al a cineraria debes darle los siguientes cuidados:

– Aplícale un tratamiento preventivo contra los pulgones ya que es una de las plantas a las que más atacan.

– Cuando la compres, procura que tenga los capullos a punto de abrirse para que luzcan mucho mejor. Lo sabrás porque a través de ellos podrás ver asomar el color de los pétalos.

– Cada 10 ó 15 días añádele un fertilizante específico para plantas, lo que favorecerá la floración y hará que dure un poquito más.

– Ponla en un lugar ventilado, fresco y bien iluminado pero donde no reciba directamente los rayos del sol.
Cuidados de la cineraria
– Para regarla, lo mejor es que lo hagas directamente con agua del grifo, la cual debes poner primero en otro recipiente para dejarla reposar y que esté tibia antes de entrar en contacto con la planta.

– No es muy bueno que esté cambiando constantemente de luz o temperatura, así que cámbiala de sitio si ves que va a haber cambios drásticos en el lugar en el que está.

– Si llueve sácala a la terraza o a la ventana ya que el agua de la lluvia tiene propiedades que le vienen muy bien, pero no la dejes mucho tiempo ya que el cambio de temperatura podría estropearla.

– No necesita ningún tipo de poda ya que todas las flores se marchitan al mismo tiempo.

– Si las hojas amarillean será porque está expuesta a corrientes de aire frío, aunque a veces puede deberse a que tiene falta de riego.

– Las temperaturas superiores a a 15ºC aceleran la muerte de las flores, así que procura no tenerla por encima de ese límite.