Cuidados de la fitonia
La fitonia, también llamada fittonia, es una planta con flores que pertenece a la familia Acanthaceae y que tiene dos especies de hierbas, la abivenis y la gigantea. Es una planta preciosa que queda muy bien tanto en exteriores como en interiores. Toma nota de los cuidados de la fitonia:

– Luz: es una planta que no exige mucha luz así que bastará con que esté en una zona de sombra en la que pueda tener un par de horas de luz natural al día.

– Humedad: necesita una humedad constante y elevada, así que durante el verano pulveriza casi a diario. El resto del año bastará con pulverizar 2 ó 3 veces por semana, dependiendo de cómo mantenga la humedad en cada época.

– Riego: deberás regar 3 veces por semana durante el verano y una el resto del año, aunque si ves que necesita más de una porque hace calor puedes hacerlo 2. Lo mejor es utilizar agua blanda que no tenga cal y que esté a una temperatura que no sea muy fría.

– Abonado: añade fertilizante líquido al agua de riego cada 15 días.

– Poda: recorta en verano las puntas de los tallos y el resto del año haz únicamente una poda de mantenimiento.

– Trasplante: hazlo todos los años cuando llegue la primavera.

– Trastornos: los cuidados inadecuados pueden ocasionar varios. Si ves que las hojas se quedan muy pequeñas y separadas, es porque necesita más luz. Si las hojas no tienen brillo y tienen los bordes marrones, será que tiene poca humedad. Si las hojas se ponen amarillas es que tienen demasiada agua, mientras que si se caen será porque están expuestas a corrientes de aire.

– Multiplicación: según la época del año será mejor uno u otro método. La división de mata es la mejor para primavera, mientras que el esqueje o el acodo son válidos tanto para primavera como para verano.