Cuidados de la Flor de Pascua
En breve tendremos aquí la Navidad y hay que comenzar ya a pensar en las cosas que cambiarán en nuestro hogar y en nuestro jardín para adaptarnos a estas fiestas. En lo que a plantas se refiere, la Flor de Pascua es sin duda la planta navideña por excelencia y en breve comenzaremos a verla por todas partes.

Esta planta tiene una belleza única, lo que hace que merezca la pena tenerla en casa el tiempo que dure, que si le das los cuidados necesarios pueden ser varias semanas. Para poder conservarla en perfectas condiciones es muy importante que la cuides ya que a pesar del frío puede vivir perfectamente sana. Toma nota de los cuidados de la Flor de Pascua:

– Riego: Necesita estar siempre bien regada ya que si eso no sucede verás cómo las hojas inferiores empiezan a volverse amarillas y posteriormente se caerán. De todas formas controla mucho esto ya que si te excedes pueden aparecer hongos.

– Abono: Tiene que estar siempre bien fertilizada y hacerlo con productos que sean de liberación lenta y que además sea orgánico para no dañar al medioambiente.

– Luz: Es una planta que necesita mucha luz, especialmente durante la época de floración. Si no la tuviera puede provocar que se caigan las hojas. Debe recibir al menos 12 horas de luz directa cada día para que no se interrumpa el proceso de floración.

– Temperatura: Si quieres conservarla después de la época navideña tienes que tener en cuenta que debe estar en una temperatura de entre 16 y 21ºC y evitar siempre que esté expuesta a corrientes de aire.

– Suelo: Debe tener un buen drenaje para evitar que se encharque ya que así las raíces se compactarán mejor y tendrán la oxigenación correcta.

– Plagas y enfermedades: Controla siempre la planta para comprobar que está sana ya que en algunas épocas del año suelen surgir algunas plagas u hongos que pueden afectarles, así que ten esto en cuenta si la vas a tener fuera de la época navideña.