Cuidados de la huerta al final del verano
Quedan muy poquitos días para el final del verano y tenemos que ser conscientes de que nuestras plantas necesitan unos cuidados específicos. Ayer intentamos echarte una mano con tu jardín, explicándote los necesarios cuidados que necesita el césped durante esta época de año. Hoy queremos seguir ayudándote, aunque en este caso con tu huerto.

Septiembre es buena época para desenterrar algunas de tus plantas y para plantar otras. Si quieres saber cuáles son los pasos que tienes que seguir con tu huerta, sigue leyendo a continuación porque lo que vamos a contarte te va a servir de gran ayuda.

Ahora es un buen momento para desenterrar el cebollino, el perejil y otras plantas aromáticas que pueden ser sensibles a las heladas. Lo mejor es que las metas en una planta en la cocina. De esta manera, también podrás tenerlas a mano durante todo el invierno.

Cuidados de la huerta al final del verano
Por otro lado, si ves que a finales de este mes los tomates y las calabazas aún no están maduros, también puedes optar por meterlos en casa. En cambio, las peras estarán listas para comer cuando se pueda girar el rabito y se suelte. Es importante que recojas la fruta caída tan pronto como sea posible (aún es época de recolección de manzanas y algunas ciruelas tardías). Además, desde mediados de septiembre también se pueden recolectar las zarzamoras.

Ahora también es el momento de cultivar diversos frutales. Si plantas diversas variedades a una distancia intermedia de 50 cm, obtendrás una separación muy apetitosa y original.

Cuidados de la huerta al final del verano
Por último, debes quitar el mayor número posible de hojas alrededor de los racimos de uva de la vid, ya que el sol hará que los racimos estén más llenos y el fruto más sabroso. Las uvas que son destinadas al consumo propio pueden ser escombradas durante este mes. Con ayuda de una tijerita puntiaguda puedes cortar las uvas enfermas o las que sobren.