Cuidados de la ‘Nomeolvides’ o ‘Myosotis’
Tiene un nombre muy común que pocos habríamos identificado hasta ahora con una planta: ‘Nomeolvides’. Sin embargo, es bastante posible que muchos consigan identificarla por el nombre científico de ‘myosotis’.

Esta planta es habitual de Europa y de algunas regiones de Australia, y se desarrolla durante un año, después del cual florece y muere. No obstante, entre las cincuenta variedades que existen de esta planta pueden darse muy distintos casos.

En general, se trata de una planta que no necesita demasiados cuidados pero que sin embargo es de una gran belleza decorativa gracias a sus preciosas flores azules y lilas y sus hojas basales, pequeñas y en forma de lanza.

Si quieres plantar esta preciosa planta en tu jardín, asegúrate de ponerla en un lugar húmedo y rico en nutrientes, siempre alejado de aquellas plantas que puedan absorber los nutrientes a repartir. Tratándose de una planta de climas cálidos, lo mejor es que se ubique asimismo en lugares resguardados del frío y de los temporales de viento, lluvia o nieve.

Para garantizar un perfecto desarrollo, debes vaciar la frondosa planta de las hojas marchitas para evitar que éstas absorban los nutrientes que la planta envía directamente para revitalizarlas y que podrían destinarse a las más nuevas y sanas. Deberás realizar la poda por encima de la cuarta hoja.

En cuanto a las condiciones de luz, como decíamos, la mayoría de sus variedades deben estar en lugares de tierra húmeda (que debes regar bastante a menudo para que no se seque) por lo que deben estar preferiblemente a media sombra para evitar cualquier exceso en alguno de los extremos a pesar de que soportan bien tanto el sol como la sombra.