Cuidados de la planta neoregelia
La neoregelia es una planta que pertenece a la familia de las Bromeliáceas y se compone de unas 50 especies, todas ellas epifitas y perennes. Tiene su origen en Sudamérica y con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier rincón del planeta. Las especies más conocidas son la neoregelia meyendorffii, neoregelia spectabilis o neoregelia caroline, y también se conoce como argelia.

Esta planta está formada por rosetas de hojas coriáceas que tienen forma de cinta y el borde dentado, lo que hace que sean muy decorativas. Sus flores son tubulares y se distribuyen en ramilletes realmente bonitos. Se utiliza como planta de interior y es una elección perfecta para hacer centros de mesa.

Principales cuidados

– Ubicación: necesita estar en un lugar bien iluminado pero donde no reciba la luz del sol de forma directa.

– Temperatura: durante primavera y verano debe estar a unos 25ºC, mientras que en otoño-invierno hay que procurar que no baje de los 15ºC. Puede estar en una habitación con calefacción.

– Suelo: el perfecto es el que lleva una mezcla, a partes iguales de tierra de brezo, turba y tierra de jardín. A eso añádele un poco de arena.

Cuidados de la planta neoregelia
– Riego: debes utilizar agua sin cal y regar de forma abundante cuando hace calor y de forma moderada el resto del año.

– Abono: hay que aplicar un fertilizante mineral bajo en calcio de forma quincenal pero solo durante la primavera y el verano.

– Plagas y enfermedades: es propensa a sufrir el ataque de cochinillas, especialmente si pasa frío o si recibe los rayos del sol de forma directa.

– Multiplicación: se hace a partir de los hijuelos laterales cuando hayan llegado a los 10 centímetros de longitud.