Cuidados de la planta ombligo de tierra
Hay plantas que son conocidas más por sus curiosos apodos que por sus nombres reales, como por ejemplo la peperomia, más famosa por nombres como ombligo de tierra o cola de rata. Su nombre científico se debe a que es similar al pimentero gracias a algunas de sus características principales. Pertenece aun género que cuenta con unas 1.000 especies de plantas vivaces y anuales que tienen su origen en regiones tropicales y subtropicales.

Son plantas que tienen hojas lanceoladas y carnosas, y su color puede variar en función de la especie pero todas tienen en común que son muy vistosas. No suelen desarrollar tallos largos, sino que cuando crece mucho lo hace el tamaño de las hojas. En cuanto a sus flores, se reúnen en espigas blancas pero apenas se notan. Se utiliza mucho como planta de interior.

Principales cuidados

– Ubicación: conviene tenerla siempre en interiores, aunque en verano se puede sacar al exterior. En exteriores debe estar siempre en una zona de sombra y protegida tanto del sol como de la lluvia, poniendo especial precaución en que no se mojen las hojas. En interiores busca un lugar iluminado pero donde no reciba los rayos del sol de forma directa.

– Sustrato: puedes utilizar mantillo universal o bien una mezcla de tierra de jardín con tierra ácida y arena, todo a partes iguales.

– Trasplante: deja pasar como mucho dos años entre cada trasplante, haciéndolo siempre en otoño o a mitad del invierno.

Cuidados de la planta ombligo de tierra
– Riego: tiene que ser moderado, dejando que la tierra se seque entre cada uno de ellos. El riego por inmersión es el que más la beneficia.

– Abono: cuando comience la primavera añade un fertilizante mineral al riego una vez al mes. Hazlo hasta mediados de otoño.

– Multiplicación: puede hacerse por división de mata, por semillas o por esquejes de tallo u hojas. Tienes que hacerla en primavera o verano.