Cuidados de las hortensias
Las hortensias son unos arbustos en flor muy conocidos originarias de América del Norte y América del Sur y que algunas especies han llegado a alcanzar los 4 metros de altura en su hábitat natural, aunque estando en maceta no suelen llegar al metro de altura. Son unas flores preciosas que tienen una limitada vida de interior pero que cuando en primavera y verano las sacas al jardín le dan un aire maravilloso. Veamos cuales son los cuidados de las hortensias:

Luz y ubicación: necesitan abundante iluminación o sus hojas se volverán amarillas, pero ten cuidado de que los rayos del sol no le den directamente ya que se quemarían.

- Temperatura: soporta muy bien todo tipo de temperaturas, y en invierno es capaz de sobrevivir cerca de los 5ºC y estando en interior no debería estar a más de 20 en verano. A partir de febrero es conveniente que la temperatura esté a 15ºC para que pueda florecer con más fuerza.

Riego: hay que mantenerlas bien regadas, sobre todo cuando están floreciendo. En verano es recomendable sumergir la maceta en un cubo de agua todos los días, y en invierno bastará con regarla cada diez días.

Observaciones: tanto la poda como el cambio de maceta deben hacerse después de que florezcan, sobre todo cuando son de corta edad. En un ejemplar adulto será suficiente con cambiar la tierra de la parte superior de la maceta para que vuelva a estar sana a la primavera siguiente.

El mantenimiento de las hortensias no es difícil, pero sí es una planta que es mucho más agradecida en primavera y verano cuando está en el exterior que el resto del año cuando está en interior, ya que sufre más aunque no podamos percibirlo.