Cuidados de las plantas crasas
Las plantas crasas, también llamadas plantas suculentas, son aquellas que tienen la capacidad de almacenar grandes cantidades de agua en sus tejidos, algo que hace que puedan crecer en entornos que son áridos o muy secos. Las especies más conocidas son los cactus, las orquídeas y el aloe vera. Aunque sean plantas muy resistentes, hay que tener en cuenta varias cosas para poder cultivarlas, especialmente si lo vas a hacer en casa.

Este tipo de plantas tienen tallos más gruesos que el resto de vegetales, y es ahí en donde pueden conservar tanto líquido y así sobrevivir en zonas desérticas. Además, están preparadas para aprovechar al máximo la humedad del ambiente, así que son ideales si vives en una zona seca y además no tienes mucho tiempo para preocuparte de sus cuidados.

Principales cuidados

– Suelo: tienes que poner un sustrato que sea permeable y ligero, así evitará que se encharquen ya que el agua acumulada se podrá drenar con facilidad. Coloca una capa de grava en el fondo de la maceta y añade un poco de arena de río al sustrato.

Cuidados de las plantas crasas
– Riego: al ser plantas que acumulan agua, no podrás regar mucho ya que se pueden morir por tenerla en exceso. Riega con moderación según la época del año y el calor que haga. Durante el invierno puede estar incluso semanas sin necesidad de que la riegues. Espera a que el sustrato se seque totalmente antes de volver a regar. En el caso de los cactus, no mojes las espinas de forma directa.

– Plagas y enfermedades: puede sufrir fuertes ataques de hongos o parásitos si riegas demasiado, lo que haría que la planta se muriera de forma rápida y sin mostrar ningún síntoma. La maceta en la que esté la planta tiene que estar muy limpia antes de ponerla, así se pueden evitar enfermedades por contagio.