Cuidados de las plantas en el baño
Aunque te pueda parecer extraño, los baños pueden ser lugares ideales para colocar plantas de interior, ya que muchos de ellos proporcionan unas condiciones ambientales perfectas para muchas especies comunes.

Las plantas no solo le darán un plus de belleza a tu estancia, si no que te conectarán con la naturaleza produciendo una gran cantidad de beneficios estéticos y psicológicos y contribuyendo a reducir el estrés y a conseguir un estado de relajación absoluta. Sin embargo, es importante saber tratarlas y cuidarlas para que se conserven en el interior del baño, recibiendo una buena dotación de aire y luz. ¡Te contamos cómo!

Ventilación

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el baño es una estancia muy húmeda que, por lo general, no posee demasiada luz solar. Por suerte, en la mayoría de casos la ventilación no suele ser un inconveniente, ya que los baños suelen contar con ventanillas o aireadores que procuran un constante recambio de aire. Si no fuera tu caso, lo mejor es que saques las plantas a respirar una vez al día.

Cuidados de las plantas en el baño

Luz solar

También es importante que coloques las plantas cerca de una fuente de luz solar para facilitar la fotosíntesis. Eso sí, cuando las saques procura no colocarlas bajo el rayo de sol, ya que ha sido criadas sin luz solar directa.

Humedad

En cuanto a la humedad, en ocasiones puede jugar a tu favor, ya que la planta se beneficia de la humedad del aire y la toma como hidratación. Así, es posible que no sea necesario regarla o hacerlo con muy poca cantidad de agua.

Por último, te recomendamos que cuando vayas a ducharte, lleves al cuarto de baño las demás plantas de interior de tu hogar para que también se beneficien del vapor, que les ayudará en el riego y limpiara sus hojas y sus tallos.