Cuidados de los aguacates
El aguacate es un fruto riquísimo que puedes plantar en tu jardín y así poder utilizarlo después en ensaladas, salsas y hasta mascarillas corporales. Su árbol puede alcanzar los 20 metros de altura y cada uno de sus frutos mide entre 7 y 20 cm. Es verde oscuro y en ocasiones morado muy oscuro que llega a parecer negro.

A continuación te doy una serie de consejos para cuidar los aguacates y que puedas sacarle el máximo provecho a este fantástico árbol. Toma nota:

– No es recomendable que tenga un suelo demasiado húmedo como suele ser el calizo o el arcilloso. El mejor es el suelo arenoso si no riegas adecuadamente, y las características para ser el mejor es que sea ácido, poco fértil y superficial. El hoyo debe ser de gran tamaño.

– Es un árbol muy sensible al frío y las heladas le afectan muchísimo. Es también recomendable que esté en una zona protegida del viento ya que si es fuerte puede perjudicarle también bastante.

– El riego debe ser moderado, necesitando que la tierra esté húmeda pero nunca que se sature de agua. Si ves que las hojas amarillean es porque estás regando demasiado.

– En zonas frías es conveniente plantarlo en época primaveral, mientras que si vives en zonas con inviernos suaves lo ideal es que lo plantes en otoño.

– Necesita mucha luz para poder desarrollarse correctamente pero evita que le dé directamente la luz del sol.

– Se necesita una única poda de aclareo, quitando la menor cantidad posible de hojas y ramas. No la realices nunca a finales de verano ni a comienzos del otoño.

– Cuando el tallo alcance los 15 centímetros debes trasplantarlo a una maceta con tierra muy rica en materia prima. Esto suele suceder cuando brotan las raíces y tallos a las 4 ó 7 semanas desde su plantación.