Cuidados de los cactus en primavera
Todavía nos queda algo más de un mes de primavera, una época en la que muchas plantas y árboles comienzan a florecer y a tener un aspecto realmente bonito y espectacular. Cuando llega esta época del año las plantas requieren unos cuidados muy diferentes a los del invierno, básicamente porque se pasa del frío al calor y eso es algo que puede afectarlas mucho.

Hoy me gustaría escribir sobre los cuidados de los cactus en primavera, y es que el cactus es una de las plantas que más presencia tiene en los hogares. Toma nota de estos consejos y verás que consigues que pasen una primavera en perfectas condiciones:

– Los cactus que hayan pasado todo el invierno en interior o en el exterior pero protegidos no pueden exponerse repentinamente al sol. Hay que habituarlos al sol y al aire libre, para lo que se sacarán unas horitas cada día hasta que se acostumbren.

– En primavera se comienzan a regar nuevamente tras el parón del invierno. Deberás hacerlo cada 15 días pero siempre comprobando que el sustrato está seco antes de hacerlo para que no se encharquen.

– El primer riego tiene que ser sin añadir fertilizantes ya que se pueden quemar las raíces, pero en los posteriores ya puedes ir echando algo de abono pero siempre poco. El exceso de abono puede producir quemaduras en los cactus y en cualquier planta crasa.

– Si quieres hacer un trasplante, suele hacerse cada 2-3 años pero siempre dependiendo del crecimiento que haya tenido la planta o del agotamiento que pudiera tener el sustrato. La primavera es la época perfecta para los trasplantes, y deberás utilizar sustratos que sean permeables.

– La primavera es también la época perfecta para hacer esquejes o injertos.

– Si ves que algún cactus no ha crecido cuando llega el final de la primavera, comprueba si tiene algún hongo o plaga que se lo esté impidiendo. En muchos casos se debe a que el sustrato sufre agotamiento, así que es un buen indicio para hacer un trasplante.