Cuidados de los invernaderos en primavera
Los invernaderos son perfectos para poder cultivar cualquier cosa en cualquier momento del año, consiguiendo las condiciones ambientales necesarias para ello y sin tener que estar en una estación determinada para favorecer el desarrollo. Al igual que cualquier planta, los invernaderos necesitan también una serie de cuidados para poder ofrecer las máximas garantías, cuidados que deben ser acordes con cada estación del año para poder sacarles el mayor partido.

Si tienes un invernadero o incluso una terraza acristalada que utilices como tal, te vendrán genial estos consejos de cara a su uso durante la primavera. Especialmente recomendables en el caso de que hayas tenido ese lugar totalmente cerrado durante el invierno para impedir que las bajas temperaturas congelasen las plantas o cultivos que tienes en su interior.

Llega la primavera

Con la llegada de la primavera, las necesidades de las plantas y cultivos cambian ya que las condiciones que las rodean también lo hacen, especialmente en lo que a temperaturas se refiere. Lo primero que debes hacer es aprovechar que suben las temperaturas para airear el invernadero, perdiendo así el olor a cerrado que probablemente haya ganado en los últimos meses. Las plantas ya se preparan para florecer y lucir espectaculares tanto en primavera como en verano.

Cuidados de los invernaderos en primavera

Cuidados especiales

La ventilación debes hacerla un par de horas al día, lo que ayudará a que el aire se renueve y el proceso de fotosíntesis que realicen las plantas sea mucho más eficaz. Además, la zona acristalada debe estar totalmente limpia, lo que hará que entre mucha más cantidad de luz natural al invernadero, algo que las plantas y cultivos siempre agradecen. Con la llegada de la primavera debes también revisar todos los ejemplares que tengas en el interior del invernadero, retirando las partes que se hayan marchitado para impedir la aparición de plagas.